Saturday, May 21, 2005

"Quien controla a los medios determina nuestro destino"

El derecho a la información y la libertad de prensa, son dos principios fundametales de todo periodista. Pero en los ultimos tiempos no es tan facil de cumplir. Como se muestra en el articulo de esta semana, el gobierno es quien "ejerce" estos principios, es decir, el gobierno ha visto en este fuerte pilar de nuestro tiempo una vía de expresión de sus ideales.

La política y los medios de comunicación, se han dado la mano. Cada vez son más los medios controlados por el gobierno, lo que conlleva, que no se nos de toda la información tal cual es, que sea censurada o simplemente manipulada. Esto ocurre incluso con los llamados "medios independientes", que aunque en menor medida, se ven sometidos por el poder.

Todo periodista tiene el deber y la obligación de escribir una noticia tal cual es, pero en esta época es el ciudadano el que tiene que decidir que leer y que no. El gobierno ha sabido sacar provecho de los medios de comunicación, al darse cuenta de la importancia que tienen en la sociedad y del papel tam importante que realiza para la obtención de votos, que en realidad es lo que persigue todo político.

El artículo recoge como más de 2.000 periodistas celebran en la ciudad anorteamericana de San Luis una cumbre por la reforma de los medios, denunciando la sumisión de la TV y de la prensa al poder. Es un primer paso que se da, para que todo ciudadano sepa que es lo que lee o lo que escucha. Ahora somos nosotros los que tenemos que dar ese segundo paso que necesita la sociedad, porque al fin y al cabo somos nosotros los que tenemos la ultima palabra, ya tenemos el poder de decidir que información queremos recoger y cual no.

Para terminar y hacer que pensar al lector, destacar el punto de que somos una sociedad de información y pensar cuál es el papel que realizan los medios en nuestra vida, ¿nos informan o nos manipulan?.

Mónica Sánchez.

Monday, May 16, 2005

PIXAR abre camino al mundo digital

El éxito de Pixar ha propiciado, especialmente, en los últimos cuatro años un auge en la animación digital, que ha dado propuestas de diverso interés. Desde el debut de Dreamworks con Hormigaz (Eric Darnel y Tim Johnson, 1998) a las películas apadrinadas por la Fox: La edad de hielo (Ice Age. Carlos Saldanha y Chris Wedge, 2001) y la Paramount: Jimmy Neutron: El niño inventor (John A. Davis, 2002).

A pesar de estar respaldados por empresas cinematográficas de prestigio, estos tres filmes surgieron de estudios independientes: Eric Darnel de PDI, Chris Wedge de Blue Sky Studios y John A. Davis de Nickelodeon. Estas empresas se crearon gracias al crecimiento de la animación digital promovido por Pixar.

Los triunfos comerciales de Shrek (Andrew Adamson y Vicky Jenson, 2001) y su continuación, Shrek 2 (A. Adamson, K. Ashbury y C. Vernon, 2004), demuestran que hay hueco en el mercado para otros trabajos diferentes a los que ofrece Pixar, tanto es así, que hasta la recién “divorciada” factoría Disney acaba de abrir una división dedicada a los dibujos animados digitales. The Secret Labs puede erigirse en el nuevo referente de la compañía fundada hace más de 80 años por Walt Disney. Esta división presentó un experimento pionero en el año 2000 titulado Dinosaurio, que mezcla hábilmente acción y personajes diseñados por ordenador sobre fondos reales. El resultado, a pesar de unas limitaciones asumidas es bastante interesante con momentos realmente brillantes, que demuestra, una vez más, que Disney siempre está a la vanguardia del dibujo animado, aunque no todas sus propuestas sean de igual calidad.

La estela marcada por Pixar tuvo muchos adeptos, prueba de ello fue también Final Fantasy: La fuerza interior (Hironobu Sakaguchi, 2002) una coproducción entre japoneses y americanos, en la que detrás estaba Columbia Pictures, una de las grandes empresas Hollywoodienses,

Este largometraje se puso en práctica otra visión de la animación digital, lo que sus responsables llaman “foto-realidad”, consistente en trasladar al mundo virtual de la forma más realista posible el mundo real. Una propuesta arriesgada en la que se invirtieron más de 150 millones de dólares y que fracasó estrepitosamente. La nueva técnica que ofrecía la película fue insuficiente para un público acostumbrado a otro tipo de animación un poco más apartada de la realidad. Aún así, la “foto-realidad” quedará como una herramienta con la que investigar en el futuro, tal vez más en otros ámbitos que en el género del dibujo animado.

En líneas generales se podría decir que a pesar de las nuevas empresas dedicadas a la animación digital; Pixar sigue llevándose la palma con todos sus trabajos; en especial con sus cortometrajes, género que ha recuperado, después de asentar su posición en la industria con sus largos, y que se revela como un espacio ideal para desplegar la creatividad de animadores y dibujantes.

No obstante, la valoración de una película no puede y no debe estar determinada por provenir de un estudio u otro, sino únicamente por sus propios valores como obra cinematográfica. Aún así, queda de sobra demostrado que el mundo de la animación digital es el referente por antonomasia del cine del futuro y la empresa Pixar su gran impulsor.




Cristina Reñones de la Cruz

Monday, May 09, 2005

Steve Jobs, empresario de éxito en el Olimpo tecnológico

Pocos personajes del mundo de la tecnología despiertan tanto interés como Steve Jobs. Hombre de negocios y empresario de éxito, se dice que Jobs tiene un poco de visionario, de tiburón de las finanzas, de artista y por supuesto de genio del marketing.

En 1985 fue galardonado con la Medalla Nacional de Tecnología en reconocimiento a su pionero trabajo en el mundo de la tecnología, y obtuvo el Premio Jefferson al servicio público en 1987. En 1989 fue nombrado “Empresario de la Década”, y en 2004 obtuvo el Premio al Visionario del Año en los premios Billboard de entretenimiento digital, mientras Apple era reconocida como Marca del Año. Además, Jobs fue candidato al Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica en 2004.

Actualmente, ostenta el puesto nº 194 con 3 billones de dólares (datos de marzo 2005) en la lista de las personas más ricas del mundo de Forbes. Su competidor Bill Gates es este año el nº 1 con 46,5 billones de dólares.

Steve Paul Jobs nació el 24 de febrero de 1955 en Los Altos, California. De pequeño (con menos de un año) fue adoptado y de sus padres biológicos solo se sabe que su padre era egipcio y su madre americana, según revela el periodista Duncan Cambell.

Al entrar al instituto, concretamente la escuela Homestead High School en Cupertino (California), conocería a Steve Wozniak, junto al que, en 1976, cuando ambos se encontraban estudiando en la Universidad de Berkeley e integraban el elitista grupo Homebrew Computer Club se pusieron manos a la obra para fabricar un ordenador personal.

Después de presentar su invento en la Universidad y ver su éxito, comenzaron a fabricar ordenadores a mano en el garaje de la casa de Jobs, tras vender algunas de sus posesiones más preciadas (Jobs vendió su Volkswagen y Wozniak su calculadora científica HP) con la intención de dedicarse a la venta de ordenadores personales. Nacía la Apple I y con ello el comienzo de un imperio “Apple Computers”.

Pero probablemente nada de todo esto habría ocurrido si no se hubiera producido el tándem Wozniak-Jobs. Wozniak era el experto en hardware y electrónica en general, y Jobs el experto en márketing, el que sabía cómo vender, cómo darle salida a las cosas. Un ingeniero y un visionario unidos por un objetivo común: revolucionar la informática moderna.

En diciembre de 1979 Jobs y su equipo visitaron el centro de investigación de Xerox donde tuvieron conocimiento de un prototipo que funcionaba con un entorno gráfico y un ratón. Esta visita le dio una idea revolucionaria y junto a su equipo de ingenieros, se mudó a un edificio que llamaron “Siberia”, en el que colgaron una bandera pirata, y se pusieron a trabajar 90 horas semanales en el ordenador que iba a cambiar para siempre la informática personal: el Macintosh, un ordenador sencillo, limpio y divertido, que tenía un sistema gráfico conocido como WYSIWYG (What You See is What You Get, lo que ves es lo que tienes) el cual permitía trabajar a través de iconos, algo impensable en esos momentos.

Pero las ilusiones puestas en Macintosh no se materializaron tal y como se pensaba, sobretodo porque no se tuvo en cuenta la competencia y la importancia de la compatibilidad. Y es que en 1981 IBM sacó también al mercado su primer ordenador personal o PC que, con el sistema operativo de Microsoft en su interior (MS-DOS), comenzó a venderse como rosquillas.

Apple jamás se recuperaría de esta crisis. Los Pcs compatibles coparían el 90% del mercado, mientras que Apple se tuvo que conformar con el 10% restante, teniendo que retirar además una desastrosa Apple III que salió técnicamente defectuosa. Se retiraron más de 14.000 máquinas y posteriormente lanzarían la Apple III Plus (1983) que tan solo estuvo en el mercado durante 4 meses. Su mejora, por tanto, llegó demasiado tarde y el público la rechazó.

Todo ello hizo que el Consejo de Administración de Apple quitara responsabilidad de mando a Jobs, el cual abandonó la empresa en mayo de 1985, quedándose la manzana sin su corazón, como comentaron algunos. Jobs tenía 31 años.

Pero Jobs, siempre emprendedor, no se desanimó ante el fracaso y siguió adelante con sus negocios. Así, en 1986 le compró Pixar Animation Studios a Lucasfilm (de la que posee un 64% de las acciones). Con Jobs a la cabeza, Pixar produjo la película Toy Story (el primer largometraje generado completamente por ordenador), que consiguió un Oscar y fue el mayor éxito de taquilla de 1995, consiguiendo abrir, a partir de entonces, nuevos horizontes en el mundo de la animación.

En 1989 Jobs creó la empresa NeXT Corporation, con la que sin embargo no corrió tanta suerte. Sus planes pasaban por construir la siguiente generación de ordenadores personales para aplastar a Apple, pero esto nunca sucedió. Después de más de ocho años de lucha, y cerca de 250 millones de dólares invertidos, Jobs decidió cerrar la división de hardware de Next en 1993.

Once años tardó Jobs en volver a Apple. Su vuelta se produjo el 16 de Septiembre de 1997 cuando todos daban por terminada la vida de la empresa. Su intención seguía siendo la misma: innovar constantemente el diseño y las prestaciones de los productos. En agosto de 1998 Apple lanzó el iMac, consiguiendo volver a despertar pasiones y resurgiendo como el Ave Fénix. El iMac fue un ordenador revolucionario, no sólo por sus cualidades técnicas, sino sobre todo por su innovador diseño. Diseño que trasladaría posteriormente a los ordenadores portátiles con el lanzamiento del iBook (septiembre de 1999).

Actualmente, Apple, con Jobs a la cabeza, lidera la revolución de la música digital con su reproductor de música portátil iPod y la tienda online de música iTunes.

En verano de 2004 presentó su nuevo sistema operativo denominado Tiger, que llegará al mercado a mediados de 2005. Jobs afirmó en la Conferencia de Desarrolladores que se celebró el pasado mes de junio en San Francisco, que Tiger permitiría 150 nuevas prestaciones y sería mucho más completo que el sistema operativo que Microsoft tiene previsto lanzar unos meses más tarde, Windows Longhorn.

Vemos así, que la vida de este hombre no tiene desperdicio; apasionado, inquieto, inteligente y boraz hombre de negocios, Jobs ha conseguido a lo largo de su carrera, hacerse con el éxito financiero y empresarial que sólo esta reservado a unos pocos.

Envidiado por unos y admirado, e incluso idolatrado por otros, en 2003 se puso en marcha en internet una campaña para convencerle de que se presentara como candidato a Presidente de los Estados Unidos, la cual no fracasó por falta de interés, (la web tuvo más de 10.000 visitas en 10 minutos), sino porque Jobs no estaba interesado en la propuesta.

Visto lo visto, nos preguntamos hasta dónde habría llegado si se lo hubiera propuesto…


Sunday, May 01, 2005

Murdoch resignado a Internet

El gran magnate de los medios de comunicación en todo el mundo, Rupert Murdoch, "se ha bajado los pantalones" ante la nueva era digital.

El dueño de la mayor empresa dedicada a "producir y distribuir noticias, información y entretenimiento en todos los lugares del globo", la News Corporation, valorada aproximadamente en unos 5.3 billones de dólares, se ha dado cuenta de que va a tener que abandonar las formas tradicionales, que tanto le gustan, por otras más acordes a los tiempos que vivimos.


En su declaración en la American Society of Newspaper Editors, basicamente habló sobre la situación en la que se encuentra la prensa escrita frente a la edición digital. Él sabe que es necesario adaptar todos los periódicos a esta nueva fórmula, puesto que ya se han podido comprobar el aumento de ingresos que han visto los periódicos asociados:"En 2004, los medios digitales asociados con periódicos facturaron 1.190 millones de dólares en Estados Unidos, una cantidad que se espera que llegue a 1.520 millones en 2005..."
También advirtió, que la tendencia de abandonar la lectura de diarios por parte de los jóvenes es indeclinable. Para ello citó un estudio de Carnegie Corporation que afirma que el 44% de los usuarios entre 18 y 34 años consultan la web al menos una vez al día y que apenas el 19% leen un diario.

Todo esto era de esperar a pesar de la incredulidad de mucha gente (me incluyo) en la capacidad que tenie Internet para comunicarnos y permitirnos estar siempre que queramos en contacto con los medios que aportan las noticias que ocurren en todo el mundo de forma practicamente inmediata. Tal y como debe ser, basándonos en nuestro Derecho a la Información.
Y es que es mucho más cómodo ver sólo las noticias que verdaderamente nos interesan sin movernos de la silla de nuestro escritorio, o donde tengamos conectado el ordenador a la "red mundial". !Que invento!

El problema surge cuando esta información a la carta, no sale rentable a estos magnates, debido a los grandes gastos tecnológicos que suponen publicar un periódico digital. Y por ello optan por cobrar a los consumidores por el contenido de las noticias.!Nos cobran por un Derecho!
Supongo que esta medida usada por algunos periódicos de tirada nacional acabará diluyéndose ya que periódicos dedicados exclusivamente a la publicación digital vienen con fuerza y es más, apotan una información independiente y clara.


Ana Pancorbo Fernández

Saturday, April 23, 2005

Un iTunes de cine

Tras el éxito de Apple con su programa iTunes, que permite la descarga de música de forma gratuita, Sony se sube al carro del "cibermercado" y plantea su propio programa de descargas gratuitas de películas cinematográficas.

Con este nuevo proyecto, Sony pretende paliar, de alguna manera, la crisis en la que se ha visto envuelto el mercado cinematográfico por la piratería, gracias, también, a INTERNET, debido a la existencia de las redes P2P y programas como Kazaa, Emule... que permiten la descarga de películas sin ningún control.

A parte de digitalizar las 500 películas más vistas, Sony pretende introducir el 7º arte en la telefonía móvil, haciendo posible la venta de películas para ser vistas a traves de la pequeña pantalla de un móvil. La fecha que se ha establecido para la salida al mercado del nuevo programa es el 2006.

Esta nueva taquilla de cine "online" competirá duramente con Movielink, empresa de la que también forma parte Sony entre otras grandes compañías (Metro-Goldwyn-Mayer, Paramount Pictures, Warner Brothers...)

Sony da así un paso para combatir la piratería, pero ¿también se va a combatir contra el 7º arte? Este hecho hará que las salas de exhibición bajen en gran cantidad su número de visitas. El "cineonline" y ahora la inminente entrada del cine en los móviles, hacen del 7º arte algo vulgar e inapreciable.

Artículo completo en Libertad Digital


Mónica Sánchez de Cañete

Monday, April 18, 2005

Disney en solitario...un futuro incierto y vacilante.

Los estudios Disney - Pixar han sido líderes en el sector de películas animadas desde 1998 hasta la actualidad: Disney - Pixar comprende el 28% del mercado, seguido por Dream Works con el 25%, Paramount con 12%, Fox con 6% y Warner con el 5%. Pero la confianza depositada en Pixar puede generar problemas. El hecho de que algunos de los mayores éxitos animados de Disney de la última década (Monstruos S.A., Toy Story, Bichos, Buscando a Nemo o Los Increíbles), tengan como punto de partida a Pixar, hace que surjan cuestiones sobre la futura salud del imperio Disney.

Los últimos años para Disney han sido una continua cuesta arriba ya que, en primer lugar, ha perdido algunas personas clave dentro de la división de animación: Jeffrey Katzenberg, el cual ayudó al lanzamiento de DreamWorks SKG en 1994, o Joe Roth, el cual creó Revolution Studios en 2000.

En segundo lugar, a pesar del éxito estelar de las películas que Pixar ha realizado para Disney, la empresa arrastra una deuda millonaria; incrementada por las bajas en las taquillas de algunas de sus últimas películas como Zafarrancho en el Rancho.


Para colmo de males, habiendo despedido a todo el equipo de dibujantes que trabajaban en las animaciones tradicionales, Disney ha liberado al mercado laboral un gran número de artistas quienes sienten rencor contra la compañía que los formó y que pueden ser muy atractivos para los competidores de Disney.

Además, las malas relaciones entre el consejero delegado del imperio Disney, Michael Eisner y Steve Jobs, consejero delegado de Pixar, han frustrado la renovación del contrato con Disney, por el cual Pixar distribuía sus películas bajo el nombre de Disney, un acuerdo que había sido extremadamente beneficioso para la compañía y cuya terminación significa que ahora Pixar es libre para asociarse con un estudio de la competencia.

Aunque a corto plazo la situación de Disney no parece ser buena, a largo plazo, dado su complejo mecanismo de marketing y distribución y su reputación en la realización y distribución de películas familiares, parece que se asoma una leve esperanza para la maltrecha productora.

Disney está buscando el modo de rellenar el hueco dejado por Pixar. Ha conseguido acuerdos de distribución con otras productoras de animación gráfica por ordenador, como por ejemplo Vanguard Films, empresa creadora de la popular Shrek para DreamWorks SKG, la cual ha pactado producir cuatro películas para Disney, y Complete Pandemonium que también trabajará en proyectos de la empresa.

Todo apunta a que en un futuro cercano Disney se fusione con alguna empresa de animación gráfica por ordenador, pero… ¿qué pasará después?
Acaba de comenzar una auténtica batalla campal entre Disney y Pixar, en la que el Imperio de Walt Disney tiene todas las de perder ante el alma máter de la animación digital.
Cristina Reñones de la Cruz

Monday, April 11, 2005

Pixar duplica sus acciones mediante un 'split' mientras continúa intentando hacerse fuerte en el mercado.

Según la noticia, aparecida el pasado mes de marzo, el consejo de administración de Pixar ha aprobado la operación de un 'split' en sus acciones con una proporción 2x1 que permitirá duplicar el número de títulos de la compañía de animación desde los 100 a los 200 millones de acciones.

Según CNN, los inversores que tengan acciones de Pixar al cierre de la bolsa el 4 de Abril recibirán una acción extra por cada acción que posean de Pixar, cuya cotización comenzará el 19 de Abril.

Las acciones de Pixar han subido un 1,4% hasta los 93,50 dólares en el mercado de última hora INET, después del cierre del Nasdaq a 92,25 dólares el miércoles.

Después de anunciarse el desacuerdo, las acciones de Pixar subieron y bajaron, un 5%, las de Disney, que en el mes de diciembre pasado vivió la dimisión de su vicepresidente Roy E. Disney, en desacuerdo con la línea seguida en los últimos diez años por el presidente Michael Eisner. El sobrino del fundador piensa que la compañía ha descuidado mucho su división de dibujantes y guionistas, alimentando una dependencia excesiva de la animación por ordenador que caracteriza a Pixar (según la consultora Merrill Lynch, el 50% de los ingresos de Disney en los últimos cinco años procedieron de las películas de Pixar).

El propio Jobs, en una entrevista concedida a Los Angeles Times, utilizó adjetivos despreciativos para calificar las últimas películas de la Disney. El planeta del tesoro y Brother bear le resultan "penosas"; mientras que las secuelas de Peter Pan (Regreso a Nunca Jamás) y de El Rey León vienen a ser "bastante enojosas".

Pixar busca ahora entre los grandes estudios de Hollywood un nuevo socio para la distribución de sus películas. Según los expertos en Wall Street, los más interesados podrían ser Warner Bros., subsidiaria de Time Warner, y Twentieth Century Fox, de News Corp. Aunque también Viacom con Paramount Pictures, Sony con Sony Pictures Entertainment e incluso Metro-Goldwyn Mayer son considerados posibles candidatos.

Jobs quiere mantener para Pixar los derechos de las futuras películas. Según analistas del sector, aspira a lograr un acuerdo de distribución para cinco películas, que le aporte al nuevo socio entre el cinco y el diez por ciento de los ingresos en taquilla (las películas anteriores proporcionaron a Disney un 12,5% de los ingresos de taquilla).

En 1986, Jobs compró Pixar a la Industrial Light & Magic de George Lucas por 10 millones de dólares. En una reciente nota de prensa, la empresa anunció unos beneficios de 124,8 millones de dólares en el año 2003, con un espectacular incremento, de 17 a 83,9 millones, en el último cuatrimestre de ese año, en comparación con los del mismo periodo del ejercicio anterior.
En la actualidad, Pixar cuenta con más de 750 empleados, que trabajan en los nuevos estudios de Emeryville (California), a los que se mudaron recientemente desde Richmond.


El espectacular avance de la empresa y sus grandes logros artísticos y empresariales ponen de manifiesto la evolución del mundo de la animación, que en los últimos años ha experimentado un desarrollo histórico y espectacular, permitiendo el dominio de Pixar en la industria.

De este modo, Pixar es y será considerada como la empresa pionera de la nueva era de la animación digital, que ha logrado desbancar al eterno gigante y rey de este universo animado, consiguiendo unos beneficios que le permitirán seguir creciendo espectacularmente; y no solo eso, sino mejorando el mercado con nuevas obras que compitan por la calidad técnica y artística que contribuirá a seguir evolucionando el mundo de la animación.

Pensamos que estos avances son positivos, así mismo la inexistencia de un gigante empresarial que domine la industria, imponiendo sus obras año tras año como hasta ahora había hecho Disney; porque, aunque sea Pixar la dominante en este momento, su necesidad de asociarse con otra empresa que distribuya sus películas, hace que en este periodo de tiempo numerosas compañías intenten hacerse fuertes en el mercado.

Opinamos que la diversificación y la competencia enriquecerán la industria, tanto económica como técnica y artísticamente, por lo que creemos favorables las últimas turbulencias ocurridas en el mundo de la animación, que a nuestro juicio, harán evolucionar más rápidamente el universo animado.